Vides de Fontán, un albariño con 3 años de crianza

Vides de Fontán es un albariño con 3 años de crianza

El más complejo de los vinos de Pazo Baión es una maravilla elaborada con la uva de las parcelas más altas de la finca. Un albariño con 3 años de crianza que le otorgan una poderosa personalidad

Hace 20 años, pocos lo hubieran creído. ¿Un albariño con 3 años de crianza? ¿Un Rías Baixas que envejece y envejece para ganar untuosidad, personalidad y matices? No es posible. Ocurre que el tiempo, en buenas manos, puede convertirse en el mejor maestro. En el vehículo para crear un vino absolutamente distinto. Les presentamos Pazo Baión Vides de Fontán.

«Un albariño eterno», en palabras del prestigioso enólogo José Hidalgo. Una elaboración que de alguna forma es la síntesis del proyecto que Condes de Albarei puso en marcha en Pazo Baión en el año 2008.

Ambos, el vino y la bodega, son el producto de una herencia. De los cinco siglos de historia que han hecho del pazo una de las referencias ineludibles dentro de la Denominación de Origen Rías Baixas.

No en vano, las vides que hoy hacen realidad etiquetas como Vides de Fontán, Pazo Baión o Gran a Gran son la consecuencia natural de un viaje por el tiempo.

Un camino que conecta con los siglos XVI y XVII, cuando ya se cultivaban vides blancas en el pazo, seguramente de la variedad albariño. Pazo Baión Vides de Fontán es el testimonio de ese legado. Un vino que mira al pasado tanto como hacia el futuro.

La evolución natural de una bodega que siempre ha querido ir más allá. Que ha demostrado una inquietud permanente por crear, innovar, explorar.

Fue así como los enólogos José Hidalgo y Andrea Obenza crearon Vides de Fontán. Un albariño con 3 años de crianza de gran cuerpo y personalidad elaborado con uva recogida en las parcelas más altas de la finca.

Un vino que es en realidad pura exclusividad ya que Pazo Baión solo elabora 6.000 botellas al año. Las primeras vinieron al mundo en el 2019 con la añada del año 2016.

Un albariño con 3 años de crianza, adiós a los tópicos

Porque esta es la principal característica de esta elaboración. Vides de Fontán es un Rías Baixas y no lo es. Permite reconocer los matices de los mejores albariños, sí, pero se aleja de la estructura más clásica. Esa que identifica estos vinos como jóvenes, afrutados y ligeros.

Nuestro protagonista se escapa de la tradición gracias a que se trata de un albariño con 3 años de crianza. Un proceso de producción en el que se juega con el paso del tiempo y con los distintos pasos establecidos por el equipo de enólogos de Pazo Baión.

Y es que en una primera fase, dos terceras partes de la materia prima seleccionada fermentarán en tinos de roble francés. Ahí permanecerá durante un año.

La parte restante superará una crianza en acero inoxidable antes de transitar a un huevo de hormigón en el que evolucionará otro año más.

Al cabo de ese tiempo, las tres partes se encontrarán en un depósito de acero inoxidable durante otro año más. Con ese bagaje conjunto, ya solo quedará embotellar.

Una última fase en la que permanecerá doce meses antes de dar el salto a los mercados y hacer las delicias de los amantes del universo del vino.

Nadie como uno de los creadores de esta maravilla para hablar de la criatura. Dice José Hidalgo que Pazo Baión Vides de Fontán es «lo mejor que ofrece esta finca».

Un vino mineral, con matices afrutados, pero que por encima de todo es atemporal. «Una elaboración que va a vivir casi eternamente».

Efectivamente, los 3 años de crianza de este albariño le otorgan una poderosa estructura. Ideal para servir con pescados y mariscos, el maridaje natural de los Rías Baixas. Pero que también es una combinación perfecta con carnes o recetas más sofisticadas.

Una elaboración distinta que ha recibido el aplauso de la crítica especializada y del gran público. La Guía Peñín, sin ir más lejos, coloca Vides de Fontán en el Olimpo de su selección al concederle nada más y nada menos que 95 puntos.

Una maravilla que no debería dejar de probar en su vida.

NOTA DE CATA:

De color amarillo brillante con reflejos verdoso. De destacado carácter varietal, con presencia de aromas de flores blancas (azahar y jazmín), fruta de hueso y cítricos, con integradas notas de tostados y especiados.

En boca es fresco y equilibrado, de buena estructura, graso, envolvente, mineral y de largo desarrollo en boca. Con un final persistente muy aromático que combina las notas de la crianza con las varietales.

Accede a nuestra web para comprar el mejor vino albariño.

Si quieres hacer enoturismo en las Rías Baixas, visita nuestra bodega.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Pazo Baión

Últimas noticias