Celebra San Valentín en un lugar lleno de romanticismo

Vive un San Valentín único en Pazo Baión

Ya lo decía el cantautor y poeta canadiense Leonard Cohen, aunque los médicos trabajen día y noche no encontrarán nunca la cura para el amor. Esta bendita enfermedad nos afecta a todos tarde o temprano. El amor, como todo en esta vida, tiene alguna cosa mala, pero… ¿Quién no quiere estar enamorado? San Valentín es la ocasión perfecta para celebrar con la persona que amamos que padecemos esta bendita enfermedad. Juntos.

Cena romántica, flores, bombones… San Valentín, al igual que otras festividades, tiene asociado unos regalos prototípicos. Sin embargo, si quieres sorprender a tu pareja, te animamos a que vayas más allá de los planes clásicos y te plantees una experiencia para compartir muy especial: un plan de enoturismo en las Rías Baixas cargado de romanticismo.

Pasear con tu pareja entre espectaculares viñedos; disfrutar juntos de unas vistas únicas de O Salnés, la Toscana gallega; descubrir la historia de un rincón de Galicia con 500 años de vida; y catar los únicos albariños de pago para desentrañar todos sus secretos… Con estos sensacionales mimbres puedes confeccionar un San Valentín que ni la persona a la que amas, ni tú olvidaréis jamás.

En este artículo, te explicamos por qué Pazo Baión es el escenario perfecto para que las personas que se aman celebren que cuentan la una con la otra en el largo y fascinante camino de la vida.

Un plan diferente para sorprender a la persona a la que amas

La rutina del día a día provoca que, en ocasiones, terminemos por caer en la monotonía. San Valentín es el evento ideal para romper con esta tendencia. Escaparse de los planes románticos manidos es una decisión inteligente para evitar la rutina y compartir nuevas experiencias con la persona a la que más quieres.

Imagina la cara de tu pareja cuando lleguéis a Pazo Baión y crucéis la espectacular entrada de la finca. Una sorpresa por todo lo alto.

Un plan que combina turismo de calidad con naturaleza, historia y, claro está, el mundo vitícola. Y que, desde luego, se sale de la norma y de lo esperable en una fecha como San Valentín.

El amor nos depara sorpresas constantemente. La mayoría de ellas, por suerte, son buenas. Y el día de San Valentín tiene que ser coherente con este hecho. Sorprender a tu pareja con un hermoso recorrido por un espacio que desborda belleza por los cuatro costados y que, además, está plagado de pequeños detalles es todo un acierto.

Un extraordinario telón de fondo natural para celebrar el amor

Refugiarse en un entorno natural único es, desde luego, una fantástica opción para salir de la rutina. Si, además, dicho entorno natural ofrece paisajes únicos, de una belleza inusitada, la escapada se convierte en una experiencia deliciosa.

Uno de los valores diferenciales de Pazo Baión es, sin duda, sus heterogéneos espacios naturales. Desde jardines que brillan por su excelsa variedad de plantas y flores. Hasta un imponente palmeral. Pasando por un paseo de naranjos y, claro está, unas colinas plagadas de vides.

Todo ello convierte a la propiedad de Pazo Baión en el telón de fondo ideal para celebrar el amor. Las fotos que inmortalicen este San Valentín tan especial serán preciosas y en ellas la pareja brillará con luz propia.

Celebra San Valentín en Pazo Baión y disfruta de todos los encantos de un rincón único

La importancia de compartir experiencias y conocimientos

Una de las bases de toda pareja la conforman las experiencias que comparten a lo largo de los años. Así como los conocimientos que ambas personas tienen y que pueden intercambiar. Puesto que ello les permite crear un universo propio y hablar en el mismo idioma. Un código especial que solo los miembros de la pareja conocen. Una complicidad que sirve para fortalecer la relación y mantener viva la llama del amor.

En este sentido, en Pazo Baión no solo se puede vivir una experiencia memorable, sino que también se pueden descubrir todos los misterios de una finca con cinco siglos de historia. Así como los múltiples y deliciosos secretos de un vino deseado en todo el mundo: el albariño.

El placer que nos produce descubrir cosas nuevas al lado de la persona a la que más queremos es indescriptible. Al fin y al cabo, es una forma de seguir creciendo juntos. Y continuar expandiendo su universo compartido, a la vez que celebran una efeméride tan señalada como San Valentín.

Brindar por muchos más San Valentín juntos

Tras recorrer todos los rincones de Pazo Baión y conocer de primera mano cómo se elaboran los únicos albariños de pago, es decir, elaborados a partir, solo, de las uvas que se recogen en los viñedos de la propiedad, llega el momento de catarlos.

Las experiencias que hemos diseñado en Pazo Baión terminan por todo lo alto: con una cata de nuestros laureados Rías Baixas. En función del plan de enoturismo que escojas, la cata será diferente. Pero en todas ellas podrás alzar la copa y brindar con tu pareja por el amor que os une.

Además, claro está, de disfrutar con todos los aromas de nuestros albariños y dejarte embargar por su personalidad, estructura y largo desarrollo en boca.

Precisamente, nuestros vinos son como las más hermosas relaciones. Te atrapan en el primer impacto, pero según los vas disfrutando vas descubriendo nuevas características que te seducen y mejoran la experiencia. Degustarlos al lado de la persona a la que amas es, desde luego, un plan fantástico para cerrar un San Valentín cargado de emoción y sorpresas.

En Pazo Baión abrimos las puertas de nuestra finca, nuestras edificaciones centenarias y nuestra pionera bodega para proponerte un plan de enoturismo con el que convertir el San Valentín 2023 en una experiencia que conquistará el corazón de tu pareja y pasará a formar parte de vuestro álbum de recuerdos compartidos.

Al fin y al cabo, pocas cosas hay más importantes para unir a una pareja que el placer de compartir momentos mágicos, en los que ambos desbordan felicidad y se sienten inmensamente afortunados de estar juntos. Te proponemos que construyas uno de esos momentos en un entorno idílico.

Efectivamente, Leonard Cohen tiene razón: no existe la cura para el amor. Pero, en caso de que se inventara… ¿Quién querría tomarla?

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

Pazo Baión

Últimas noticias